Nueva Colección: Medicina Natural y Salud

• La salud ha sido desde siempre una constante preocupación de la humanidad. La educación y promoción de los buenos hábitos saludables, así como el conocimiento de nuestro cuerpo y de sus dolencias, son aspectos imprescindibles para alcanzar una mejor comprensión de la salud y de nuestro bienestar físico y emocional. El filósofo griego Platón decía que la buena educación es aquella que puede dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de la que son capaces. Para lograr este desarrollo completo del ser humano, es muy importante regular la armonía entre el desarrollo físico, la formación intelectual y el crecimiento emocional y espiritual, todo ello apoyado además por un entorno social y un ambiente natural adecuados.

• La medicina natural es un concepto bastante amplio que incluye una gran variedad de técnicas terapéuticas complementarias y alternativas a la medicina convencional y que pretenden conseguir el alivio o la curación de las enfermedades por medio de los productos procedentes directamente de la naturaleza, sin síntesis y con escasa o nula manipulación. La homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia, el biomagnetismo, la digitopuntura son algunos ejemplos de estas prácticas. Los principios teóricos de la medicina natural y de sus poderes curativos fueron descritos por primera vez alrededor del siglo V y IV a.C. por algunos seguidores de Hipócrates y Galeno. En estos tratados se sostenía que la naturaleza dota al organismo humano con una serie de poderes internos que le sirven para autorregularse, restaurándose a sí mismo su salud. Esta teoría explica algunos síntomas y signos fisiológicos, como la diarrea, las inflamaciones y la fiebre, como intentos del organismo para alcanzar el equilibrio y unas condiciones vitales estables.

• La medicina natural se basa en tres principios fundamentales: aprovechar la tendencia natural del organismo a buscar el equilibrio, promover la salud a través de la higiene y unos buenos hábitos y utilizar remedios de origen natural que actúan sobre el organismo como suaves estímulos carentes de efectos secundarios. Otro elemento importante de la medicina natural es el principio del tratamiento de la persona total, es decir, se trata más al individuo que a la enfermedad.

• La salud no consiste sólo en sentirse bien hoy, sino también en saber que nos sentiremos bien mañana. Y la mejor forma de disfrutar de esa tranquilidad es la puesta en práctica de unas condiciones de vida saludable, marcada por el ejercicio físico, el consumo de una dieta equilibrada y hacerse regularmente un chequeo de salud como herramienta preventiva. Por ello, para poder tomar cualquier medida acerca de nuestra salud necesitamos saber primero cómo funciona nuestro cuerpo. Eso nos permitirá adoptar hábitos saludables e introducir cambios en nuestra rutina diaria que los favorezcan, poder distinguir, por ejemplo, entre los alimentos que mejor nos convengan y acercarnos a la naturaleza para encontrar remedios tradicionales utilizados con eficacia desde hace miles de años.

 

 

 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: