Archive for the 'medicina natural' Category

Qué es estar sano y por qué enfermamos – Medicina Natural

Sin duda, asignamos a la salud, tanto física como emocional, un lugar privilegiado en nuestro concepto de felicidad. Según las estadísticas, la mayoría de la gente considera que, junto con el amor, la salud es lo más importante de su vida. Nos encontramos bien, y gozamos de los pequeños y grandes placeres que el mundo y la vida nos ofrecen.

Cuando o sufrimos enfermedades o lesiones, nuestra felicidad se desmorona.Pero, ¿qué significa tener salud, o estar sano? Podemos entender la salud como un estado de bienestar, pero solemos referirnos a la salud más bien como la ausencia de enfermedad. Nos damos cuenta de que nos falta cuando la perdemos, cuando estamos enfermos. ¿Y qué significa estar enfermo? De un extremo a otro del mundo, las definiciones de lo que es estar enfermo varían enormemente, e incluso, en un mismo lugar, pueden haber cambiado con el tiempo. Por ejemplo, en los países desarrollados la obesidad se considera un problema sanitario y hasta una enfermedad, por la cantidad y gravedad de los trastornos que comporta. En cambio, antiguamente, el mismo estado físico se consideraba un signo de buena salud, porque constituía un símbolo de prestigio social y de situación económica desahogada en unas regiones donde parte de la población padecía desnutrición.

Más difícil que definir lo que es «estar enfermo» resulta precisar lo que significa «enfermedad». Los diccionarios tampoco se ponen de acuerdo a la hora de definir el concepto. Además de ofrecer sinónimos como dolencia, indisposición, malestar, achaque, trastorno, afección y padecimiento, definen la enfermedad como una alteración de la salud, lo cual no hace sino desplazar el problema a la definición de «salud». La Organización Mundial de la Salud (OMS), en un intento de unificar criterios, no determina la salud como la mera ausencia de enfermedad, sino como un estado de bienestar físico, mental y social.

Cuando dejamos de sentirnos bien

La enfermedad es un proceso en el que nuestro estado de bienestar se ve alterado. Tradicionalmente, separamos lo que sentimos sobre nosotros mismos en dos aspectos: físico y emocional. Cuando nos encontramos mal, asignamos a nuestro cuerpo el problema; algo en él no funciona: el dolor de estómago, un mareo, son alarmas físicas que nos indican que podemos estar padeciendo algún trastorno, para el que buscaremos una causa física o una razón externa: hemos comido algo que nos ha sentado mal, nos estaremos acatarrando…
Cuando nos invaden sentimientos negativos y nos sentimos mal, pensamos en nuestras emociones: si estamos tristes, o apáticos, buscaremos una razón emocional para nuestras alteraciones: un disgusto o quizás un problema familiar. Pero sabemos que cuando nos sentimos físicamente cargados, estresados, decimos que «con tantos nervios nos vamos a poner malos». ¿Cómo definir entonces la enfermedad como algo externo, cuando los que estamos enfermos y nos encontramos mal somos nosotros?Ambos aspectos, el físico y el mental, sabemos que están estrechamente relacionados, porque la pérdida del bienestar que supone caer enfermo no es sólo una pérdida que afecte a lo físico, a lo corporal; afecta también a nuestro estado mental, esto es, emocional y cognitivo, a lo que sentimos y a lo que pensamos. Y no sólo eso: afecta asimismo a nuestras relaciones sociales. Queremos sentirnos bien y que nos vean bien.

Cuando nos encontramos mal, decimos que hemos perdido nuestra salud. Para saber si se trata de una enfermedad o sólo de un estado de ánimo negativo pasajero no nos conformamos con esperar a ver qué pasa. La medicina, como ciencia dedicada al estudio de la vida y la salud del ser humano, procura el mantenimiento y la recuperación de la salud mediante el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de las enfermedades. Junto con la enfermería, la fisioterapia y la farmacia, entre otras disciplinas, la medicina forma parte de las ciencias de la salud.

La meditación como terapia

La meditación se cuenta también entre los métodos curativos. Es una técnica para aquietar la mente, que tiene efectos corporales definidos y un impacto mental. Existen numerosos estudios científicos que demuestran que produce en quienes la practican una mejora de la capacidad cardiovascular, de la actividad respiratoria, y una sincronización electroencefalográfica. Se ha comprobado también una respuesta integrada de la meditación con cambios metabólicos y circulatorios periféricos dirigidos a un incremento en la actividad neurológica central. Tiene eficaces usos clínicos. Sus beneficios se perciben tanto en el nivel de prevención como de alivio de la enfermedad y mejora de la calidad de vida de personas con hipertensión arterial, diabetes, cáncer, epilepsia, dolor crónico, psoriasis, VIH, trastornos de ansiedad y depresión, entre otras indicaciones.
También permite desacelerar el proceso de envejecimiento.
En todo ser humano existe un neurotransmisor, denominado deshidroepiandrosterona, que  se emplea ara medir la edad biológica de las personas. Todo individuo tiene una edad cronológica (la ue corresponde a la fecha de nacimiento), una edad biológica y una psicológica (actitud frente a a vida). Un estudio realizado con 423 meditadores y 1.252 controles, demostró que las personas que meditan 20 minutos de forma continuada, a lo largo de más de cinco años, tienen marcadores hormonales correspondientes al grupo de edad anterior al suyo. Por ejemplo, un meditador de 35 años tiene una tasa de deshidroepiandrosterona que corresponde a una persona de 25 o 30 años.
Para concluir, indicaremos algunas de las dolencias en las que puede resultar de utilidad la aplicación de la medicina ayurvédica: trastornos funcionales y neurovegetativos (insomnio, migrañas, dolores de cabeza, taquicardias y bradicardias), trastornos menstruales y genitales, alteraciones cardiocirculatorias (hipertensión arterial), afecciones digestivas, trastornos metabólicos, enfermedades articulares, alergias.
La lista de las indicaciones del Ayurveda es mucho más extensa, puesto que las características de esta ciencia permiten que proporcione ayuda en prácticamente cualquier situación. Sin embargo, no proporciona terapias que prometan resultados milagrosos en poco tiempo, ya que su práctica requiere una actitud de esfuerzo personal sostenido y perseverante por parte del paciente.

 

meditación

 

 

Medicina Natural: Más información

• Contenido de los volúmenes

– Bienestar físico y mental
– La salud y la prevención
– El cuidado y la salud de los niños
– El cuidado y la salud en las personas de edad
– Enfermedades y trastornos más frecuentes
– Terapias naturales – I
– Terapias Naturales – II
– El masaje
– Las plantas medicinales
– Fitoterapia
– Mantenerse en forma
– Alimentos y cocina sana

Acabados

– 12 lujosos volúmenes de 26,5 x 29,5 cm.

– 3.600 páginas impresas a todo color

– Encuadernación impresa al cromo con tapa dura, totalmente plastificada, montada sobre cartón rígido de 3 mm. de espesor, que proporciona a cada volumen cuerpo y rigidez.

– Encuadernación con sobrecubiertas

– 6.000 ilustraciones

– Papel en el interior que no filtra la humedad y repele el polvo, y que harán que la colección sea muy duradera, manteniendo su apariencia con el paso de los años.

Medicina Natural: Importancia y usos de la colección

• Con esta maravillosa colección de libros dispondremos de una edición de lujo singular y excepcional en la biblioteca de nuestra casa, una obra única que sólo estará al alcance de unos pocos afortunados.

• Será una herramienta de apoyo fundamental en la formación de los hijos, pues sus contenidos actualizados y revisados responden a las necesidades de los actuales programas educativos.

• Podremos disfrutar de unos libros al alcance de la mano para conocer mejor las claves de la medicina natural.

• ¿Por qué tener esta colección en una época en la que toda la información parece estar disponible en internet? Porque complementa la información que se puede obtener en la red, garantiza la calidad y el rigor de sus amplios contenidos y aporta unos recursos gráficos y visuales que difícilmente se podrán encontrar fuera de sus páginas.

• Los libros nunca pasarán de moda, nada puede sustituir el placer de abrir uno para consultar sus páginas. Un libro es un objeto que está lleno de sensaciones y recuerdos, cada libro tiene un valor simbólico y emocional, tiene su propia historia unida a nosotros.

 

Destacados, valores y atractivos de la colección Medicina Natural

• Esta colección ofrece a los lectores una serie de respuestas claras y bien fundamentadas a todas las preguntas e inquietudes que surgen en nuestra vida cotidiana sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo y el cuidado de nuestra salud.

• La garantía de unos contenidos actualizados con rigor y que proporcionan una información accesible para ofrecer al lector las claves de la relación entre la medicina natural y el cuidado de nuestra salud.

• La colección ofrece un enfoque innovador que presenta, tras una visión general de cómo funciona nuestro cuerpo, un detallado recorrido por las principales técnicas empleadas en la medicina natural, como la hidroterapia o la termoterapia, y por una serie de prácticas beneficiosas para nuestro bienestar físico y mental, como los masajes, la sauna o el tai-chi.

• Una excepcional edición completamente revisada por los grandes especialistas en los temas tratados, tan atractiva e interesante para un aficionado, como para un estudioso más exigente.

• Nuevo diseño más moderno y atractivo, con un extraordinario despliegue visual, con imágenes obtenidas mediante modernas técnicas fotográficas y de reproducción.

• Textos redactados con un estilo sencillo, entretenido y didáctico que facilitan al lector el conocimiento de los grandes secretos de la medicina y la salud.

 

Nueva Colección: Medicina Natural y Salud

• La salud ha sido desde siempre una constante preocupación de la humanidad. La educación y promoción de los buenos hábitos saludables, así como el conocimiento de nuestro cuerpo y de sus dolencias, son aspectos imprescindibles para alcanzar una mejor comprensión de la salud y de nuestro bienestar físico y emocional. El filósofo griego Platón decía que la buena educación es aquella que puede dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de la que son capaces. Para lograr este desarrollo completo del ser humano, es muy importante regular la armonía entre el desarrollo físico, la formación intelectual y el crecimiento emocional y espiritual, todo ello apoyado además por un entorno social y un ambiente natural adecuados.

• La medicina natural es un concepto bastante amplio que incluye una gran variedad de técnicas terapéuticas complementarias y alternativas a la medicina convencional y que pretenden conseguir el alivio o la curación de las enfermedades por medio de los productos procedentes directamente de la naturaleza, sin síntesis y con escasa o nula manipulación. La homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia, el biomagnetismo, la digitopuntura son algunos ejemplos de estas prácticas. Los principios teóricos de la medicina natural y de sus poderes curativos fueron descritos por primera vez alrededor del siglo V y IV a.C. por algunos seguidores de Hipócrates y Galeno. En estos tratados se sostenía que la naturaleza dota al organismo humano con una serie de poderes internos que le sirven para autorregularse, restaurándose a sí mismo su salud. Esta teoría explica algunos síntomas y signos fisiológicos, como la diarrea, las inflamaciones y la fiebre, como intentos del organismo para alcanzar el equilibrio y unas condiciones vitales estables.

• La medicina natural se basa en tres principios fundamentales: aprovechar la tendencia natural del organismo a buscar el equilibrio, promover la salud a través de la higiene y unos buenos hábitos y utilizar remedios de origen natural que actúan sobre el organismo como suaves estímulos carentes de efectos secundarios. Otro elemento importante de la medicina natural es el principio del tratamiento de la persona total, es decir, se trata más al individuo que a la enfermedad.

• La salud no consiste sólo en sentirse bien hoy, sino también en saber que nos sentiremos bien mañana. Y la mejor forma de disfrutar de esa tranquilidad es la puesta en práctica de unas condiciones de vida saludable, marcada por el ejercicio físico, el consumo de una dieta equilibrada y hacerse regularmente un chequeo de salud como herramienta preventiva. Por ello, para poder tomar cualquier medida acerca de nuestra salud necesitamos saber primero cómo funciona nuestro cuerpo. Eso nos permitirá adoptar hábitos saludables e introducir cambios en nuestra rutina diaria que los favorezcan, poder distinguir, por ejemplo, entre los alimentos que mejor nos convengan y acercarnos a la naturaleza para encontrar remedios tradicionales utilizados con eficacia desde hace miles de años.